Diabetes gestacional

La diabetes gestacional o también conocida como diabetes mellitus gestacional es un tipo de diabetes que se detecta por primera vez en la etapa de gestación o embarazo. Como los otros tipos de diabetes, la diabetes gestacional daña el proceso donde las células utilizan el azúcar (glucosa). Este tipo de diabetes ocasiona un nivel muy elevado de glucosa en la sangre que puede causar un daño a tu proceso de gestación y a la salud del bebé en camino.

En otros casos, la diabetes gestacional puede damnificar a las mujeres en uno o más embarazos. La diabetes gestacional o también conocida como “Diabetes pregestacional (debido a llevarse a cabo durante la gestación)” por lo general suele aparecer a la mitad de la etapa prenatal. Los galenos especialistas acostumbran a desarrollar estudios entre las 24 y las 28 semanas del embarazo.

Para las mujeres que presentan diabetes gestacional, la glucosa en la sangre acostumbra a volver a su estado normal y estable poco después realizado el parto. Sin embargo, en caso de haber obtenido la diabetes gestacional, presenta un mayor riesgo de adquirir la diabetes de tipo 2 (o diabetes mellitus tipo 2). Por lo cual es necesario que te realicen pruebas para detectar cambios en los niveles de la glucosa en tu sangre.

Síntomas de la diabetes gestacional

Según varios estudios, muchas mujeres no presentan signos o síntomas que sean perceptibles o estos son leves y no son mortales para mujeres en gestación. Pero para algunos casos los síntomas que abarcan son: El incremento de sed, la vista borrosa, cansancio, infecciones frecuentes y exigencia de acudir a orinar con frecuencia.

Causas de la diabetes Gestacional

Las hormonas que se presentan en para el embarazo pueden perjudicar el trabajo que realiza la insulina. Cuando lo dicho acontece, los niveles de glucosa en la sangre pueden incrementar en una mujer embarazada.

Las mujeres con mayor riesgo de contraer la diabetes gestacional son las que:

  • Quedan embarazadas con más de 25 años.
  • Tienen ascendencia latina, afroamericana, nativo americano, asiática o prevenientes de las islas del Pacífico.
  • Tiene antecedentes de otros familiares cercanos con diabetes.
  • Dieron a luz a un bebé con un pesó de 9 libras (4 kg) o más, o que presento una anomalía congénita.
  • Presentan hipertensión arterial.
  • Posee un nivel excesivo de líquido amniótico
  • Tuvieron un aborto de manera espontánea o de manera inexplicable.
  • Presentan sobrepeso antes quedar embarazadas.
  • Tienen un incremento excesivo de peso durante el embarazo.
  • Adquieren el síndrome de ovario poliquístico.

Tratamiento para la diabetes gestacional

El tratamiento inmediato que se debe tomar para la diabetes gestacional tiene como objetivo conservar un nivel de la glucosa en la sangre similar al de las mujeres embarazadas que no tengan diabetes gestacional. El tratamiento incluye dietas sanas, actividad física leve, además de pruebas diarias de niveles de glucosa e inyecciones con insulina.

Alimentación

Un tratamiento de la diabetes gestacional efectivo es la dieta sana, que consiste en consumir muchas frutas y verduras que contiene azúcar natural, además de granos enteros, proteínas altas en nutrición y fibra, bajos en grasa y calorías y disminuir considerablemente los carbohidratos altamente refinados y evitar los alimentos con endulzante artificial. Los profesionales expertos en dietas pueden ayudar a realizar un plan de dieta según su peso actual, metas de alimentación para disminuir el peso durante el embarazo, reducir nivel de glucosa en la sangre, tener hábitos de ejercicio, elegir bien la comida alimenticia y evitar el gasto excesivo en productos alimenticios costosos.

Actividad física

Una regular actividad física tiene una gran importancia en el plan de bienestar de cualquier embarazada. El ejercicio disminuye el nivel de glucosa en la sangre, además que ayuda a aliviar varias molestias comunes que se presenta en el embarazo, como el dolor de espalda, calambres en los músculos, hinchazón, estreñimiento y problemas de sueño. Autorizado por un médico, puede realizar 30 minutos de ejercicio leve casi todos los días de la semana. En caso de estar inactiva durante un tiempo, puede empezar despacio y vaya aumentando progresivamente. Caminar, nadar e ir en bicicleta son recomendadas durante el embarazo. Además de actividades domésticas y jardinería.

Controla del nivel de glucosa

Durante la etapa de embarazo, es posible que el médico especialista le pida que realice controles de nivel de glucosa sanguínea desde cuatro o más veces cada día (como la primera hora en la mañana y después de cada comida), para saber que el nivel se conserve dentro de un rango aceptable.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*